Saltar al contenido
Peinados fáciles de hacer

11 Métodos de primeros auxilios bien conocidos

El conocimiento de las técnicas elementales de primeros auxilios es muy esencial. En una emergencia, puede resultar vital para ayudar a salvar la vida de una persona hasta que llegue la asistencia médica. Sin embargo, se debe tener mucho cuidado mientras se administran los primeros auxilios, ya que incluso un pequeño paso realizado incorrectamente podría resultar fatal para el paciente.

A continuación se presentan 11 errores comunes en la atención de primeros auxilios que deben evitarse para evitar complicaciones adicionales.

1. Uso de peróxido de hidrógeno, alcohol o yodo para tratar heridas

Posibles Peligros: Puede ser peligroso usar peróxido para limpiar lesiones y lesiones. El producto químico es lo suficientemente fuerte como para dañar las células de los tejidos conectivos. Así que, en realidad, obstruye el proceso de curación. Los otros químicos en la tintura de yodo y el alcohol también causan daño a las células normales de la piel. Puede haber reacciones cutáneas dolorosas, sensación de ardor, dolor y canto.

Medidas correctivas: En tales casos, se deben evitar en la medida de lo posible los apósitos. La lesión debe permitir que el aire y la ventilación se sequen y sanen. Se puede utilizar agua potable para limpiar las heridas y aplicar un ungüento antiséptico o antibiótico para uso terapéutico.

2. Uso de la fuerza para las compresiones cardíacas

Posibles Peligros: Si se aplica una fuerza excesiva para las compresiones cardíacas, puede causar que las costillas se rompan y se rompan. Puede ser muy perjudicial para los pulmones e impide el funcionamiento normal del corazón.

Medidas correctivas: Las compresiones cardíacas sólo se pueden administrar cuando se determina que falta el pulso. Uno puede iniciar el proceso si ningún médico ha llegado a la escena. Es muy importante mantener un ciclo rítmico adecuado. Son unos 100 latidos por minuto. Si el corazón está latiendo, también se puede administrar respiración boca a boca. Un ciclo de 30 compresiones cardíacas combinadas con dos reanimaciones es también otra alternativa. Mientras que en los adultos, los latidos se hacen con los puños, en los bebés se hacen con los dedos.

3. Dosis excesiva de paracetamol


Posibles Peligros: El medicamento analgésico más confiable, el paracetamol, también conocido como acetaminofén, se considera seguro incluso en dosis más altas. Los estudios han demostrado que el uso indiscreto de este analgésico puede ser peligroso, e incluso causar insuficiencia renal (1).

Medidas correctivas: Es un componente común de muchos medicamentos para la fiebre, el resfriado y la gripe. Los adultos pueden tomar una dosis de 1 g hasta cuatro veces al día. Combinarlo con otros medicamentos sin consultar al médico es un no estricto.

4. Lanzamiento de la cabeza hacia atrás / Recostarse sobre la espalda durante las hemorragias nasales

Posibles Peligros: La posibilidad de que la presión arterial suba en la cabeza durante una hemorragia nasal aumenta exponencialmente si la cabeza está inclinada hacia atrás, hacia el cuello, o si la persona está acostada boca arriba. Puede provocar que la sangre corra hacia el tubo de alimentación y la garganta y provocar episodios de vómitos.

Medidas correctivas: Para controlar la presión arterial, el paciente debe sentarse derecho. Se pueden utilizar compresas frías para este propósito. Se debe intentar respirar a través de la boca mientras se presionan las puntas de los dedos contra cada fosa nasal durante aproximadamente 15 minutos para detener el sangrado. Se pueden llamar servicios de emergencia si los síntomas no se resuelven o empeoran.

5. Ayudar a las víctimas de accidentes a reubicarse o cambiar de posición

Posibles Peligros: Las víctimas del accidente sufren traumas severos debido al impacto repentino y sus cuerpos son muy vulnerables, especialmente la cabeza, el cuello y el área de la columna vertebral. Cualquier intento de mover los cuerpos heridos sin la supervisión adecuada puede ser arriesgado y causar parálisis e incluso la muerte.

Medidas correctivas: Si la persona lesionada no responde con respecto a la magnitud del trauma, vigile su respiración de cerca. También puede seguir hablando con ellos, haciéndoles preguntas para mantenerlos conscientes el mayor tiempo posible. Llame a los servicios de emergencia y paramédicos inmediatamente.

6. Inducir el vómito para contrarrestar el envenenamiento

Posibles Peligros: Las píldoras inductoras de vómito o los medicamentos eméticos a menudo se usan como un paso en contra del envenenamiento para que todas las toxinas salgan. Pero puede ser peligroso porque pueden causar dolor de garganta, acidez y problemas en el tracto digestivo. No sólo esto, el fuerte impacto del vómito puede hacer que el vómito tóxico entre en los pulmones.

Medidas correctivas: En caso de envenenamiento, llame inmediatamente a los servicios de emergencia. Si se conoce la razón o la fuente del envenenamiento, reunir la información necesaria de las personas interesadas y calificadas para que se puedan tomar medidas correctivas. No intente métodos de curandero y espere ayuda profesional.

7. Uso de un torniquete para controlar el sangrado

Posibles Peligros: Un torniquete se utiliza comúnmente para controlar el sangrado, pero es una herramienta compleja de usar. La duración permitida, la presión de inflado y la liberación a aplicar en cada caso difieren, y es bastante confusa y controvertida. Los estudios han demostrado que en caso de juicio erróneo, pueden surgir complicaciones relacionadas con los nervios (2).

Medidas correctivas: El uso de un torniquete debe ser estrictamente de acuerdo a las instrucciones del manual, y todos sus accesorios deben ser mantenidos adecuadamente. Se debe aplicar con mucho cuidado y con el acolchado adecuado para descartar daños adicionales en las extremidades lesionadas.

De hecho, vendar la herida con un vendaje de tela limpia prelavada o un rollo de gasa estéril es igualmente efectivo antes de que llegue la asistencia médica.

8. Poner una cuchara o tirar de la lengua durante las convulsiones

Posibles Peligros: Durante una convulsión, colocar cualquier objeto dentro de la boca del paciente puede causar molestias y arcadas adicionales.

Medidas correctivas: Debe recordarse que el alcance de infligirse daño a sí mismo en caso de convulsiones es limitado, y a menos que se convierta en una amenaza para la vida, uno no debe usar objetos extraños en el cuerpo. Más bien, se debe llamar al médico y proteger al paciente de las lesiones causadas por golpes o golpes contra objetos. Se puede hacer que se acuesten de lado para relajarse y respirar de forma óptima.

9. Cómo succionar el veneno en caso de mordeduras venenosas

Posibles Peligros: Si el veneno entra en su sistema a través de la saliva, afectará la membrana mucosa. Puede causar envenenamiento y acumulación de líquido en los pulmones, causando fallas respiratorias y, en casos extremos, la muerte.

Medidas correctivas: La parte de la extremidad donde el paciente ha sido mordido debe colocarse hacia abajo para evitar que el veneno llegue al corazón durante el mayor tiempo posible. Se deben administrar líquidos para diluir el flujo dentro del cuerpo y se debe buscar asistencia médica de inmediato.

10. Apresurar a la persona herida al hospital más cercano

Posibles Peligros: Se dice que los primeros 30 minutos después de un percance son cruciales. Si el paciente es llevado a un hospital con instalaciones inadecuadas, habrá un retraso en el tratamiento, y esto podría ser fatal.

Medidas correctivas: La víctima debe ser llevada a un hospital que esté equipado para manejar las lesiones sufridas. El equipo de asistencia médica de emergencia debe ser llamado inmediatamente para obtener información sobre el tratamiento necesario.

11. Cómo administrar una inyección

Posibles Peligros: Usar una inyección en una parte incorrecta del músculo, o usarla en un músculo que está tenso, demasiado profundo o muy poco en la piel son técnicas de inyección erróneas comunes. Esto puede llevar a complicaciones como fibrosis muscular, lesiones nerviosas, abscesos y, en casos extremos, incluso gangrena.

Medidas correctivas: Una inyección debe ser manejada sólo después de limpiar y desinfectar sus manos y el área a ser administrada. Casi dos tercios de la aguja deben penetrar en la parte superior derecha de la nalga, después de lo cual se debe presionar un bastoncillo de algodón medicado sobre el sitio de la inyección.

Siguiendo las sugerencias anteriores, los resultados de los esfuerzos de rescate pueden ser más efectivos y sostenidos. Es importante que las personas lo sepan para que puedan empezar a seguirlo y salvar las vidas de las personas que se enfrentan a una situación de emergencia crítica.

Relacionado